Adicción al Teléfono Celular o Móvil

celulares

¿Alguna vez usted ha sentido terror al perder su teléfono celular por algunas horas o minutos? ¿Alguna vez ha sentido que al conversar con un familiar el uso del teléfono móvil o celular ha interrumpido drásticamente la comunicación? ¿Ud siente que le dedica excesivo tiempo y atención a las actividades con su celular y no hace nada mas? ¿ O quizas se ha sorprendido a si mism@ durmiendo con el teléfono móvil o celular?

El teléfono celular o móvil es un instrumento versátil, accesible, atractivo, su uso conlleva riesgo de conducta adictiva. Anteriormente el celular era un mero instrumento de comunicación interpersonal, convirtiéndose en una plataforma compleja. En la actualidad se observa que el celular o móvil impacta en la esfera privada y se proyecta a la esfera pública de forma aún comprensible. Entre las actividades interactivas que ofrece están  comunicación, juego, fotografía, redes sociales, música, televisión, apuestas online, noticias, videos, etc.

Cualquier actividad gratificante puede ser adictiva, pero sólo aquellas desaprobadas socialmente y con riesgos son adicciones. Razones por las que el celular puede ser adictivo: intromisión en vida privada, tiempo y atención, sustituye otras actividades y pérdida de control

Así mismo hay diversas motivaciones para usar el celular: adictiva, compulsiva, habitual, dependiente, obligatoria (trabajo o uso social), y voluntaria

Es muy valorado por usuari@s varias ventajas de los telefonos celulares: ser localizad@, la intimidad en las comunicaciones o la comunicación como medio de seguridad de menores.

Además de la adicción al celular, tiene otros efectos nocivos: aumento del riesgo de accidentes laborales y de tráfico, y posibles efectos cerebrales

En la psicología se reconoce que el uso del celular puede ser disfuncional, pero aún no hay consenso en cuanto a cómo definir esta adicción. Parte del problema para definirla es que el uso excesivo se considera de manera diferente según la cultura, por ejemplo en tienen usos y significados diferentes en Asia y Africa

Otra dificultad es que las personas no tienen dificultad en definirse adict@s al celular (como sucede también con Internet) no es algo denigrante ni ocultable.

A todo lo anterior se agrega que para diagnosticar esta adicción es que el celular es un objeto multiadictivo por la cantidad de actividades que ofrece, entonces la adicción puede ser para una, o mas de las diversas actividades que es posible hacer con un teléfono inteligente.

Finalmente, diversos autores consideran que es posible que mas que una adicción, los celulares inteligentes sean una revolución de la comunicación interpersonal.