Beneficios Psicologicos de Jugar: conéctate con la vida

 

Como madre y psicóloga sabía de la importancia de jugar, pero conocer a un padre que enriqueció su relación afectiva con sus hijas a través del juego, y que quiere enseñar a otr@s padres a tener vínculos de conocimiento mutuo y amor a través del juego como un compromiso de vida, como el legado que trabaja por dejar a las nuevas generaciones me motivó a investigar aún más sobre los beneficios de jugar para niñ@s y adult@s. Ese padre lidera Luddos de Venezuela (@luddosvenezuela en twitter, instagram y facebook)

Inma Marín, especialista en educación y comunicación a través del juego afirma que jugar es, una actitud vital, una manera de experimentar la vida: libre, placentera y gratuita.

Madres, padres y niñ@s que juegan pueden abordar de manera creativa los retos, tolera más la frustración y expresa de manera más sana sus sentimientos y emociones.

A todo esto seañade que los trabajadores que realizan actividades lúdicas son capaces de interiorizar la alegría que les generan, y esto les ayuda a rendir más en el trabajo. Por eso muchas empresas han empezado a introducir el juego entre compañeros de trabajo como herramienta para el crecimiento profesional.

Jordi Borràs, psicólogo catalán encontró en un estudio que las crías de animales a las cuales se les impide jugar sufren retrasos o alteraciones negativas en el desarrollo del cerebro.

La utilidad del juego ha sido demostrada científicamente ya que se encuentra directamente relacionada con el desarrollo del área cerebral prefrontal que es responsable de la cognición, o sea estimula la inteligencia, adaptabilidad y estimula la conciencia. El juego es fuente de aprendizaje para los niños, jugar les ayuda a madurar y a interactuar con sus semejante.

Jugar es clave para ser padres felices, así como para favorecer el bienestar emcional de nuestros hijos, jugando con ellos establecemos vínculos emocionales mas cercanos y sólidos, disfrutemos de esa extraordinaria experiencia.

Beneficios Psicológicos de Jugar:

-Nos ayuda a trazarnos metas y luchar por alcanzarlas
-Superar retos, aprendemos a perder manteniendo la ecuanimidad y a ganar con humildad
-Aprendemos a tener más control de nuestro cuerpo, y por tanto a sentirnos más seguro de nosotr@s mism@s
-Propicia el desarrollo de la autoestima y el autoconocimiento, reconocemos los alcances y límites propios
– Fomenta la disciplina y la comprensión de las reglas
-Promueve el desarrollo de la voluntad y el sentido de responsabilidad.
– Favorece laeEstabilidad emocional
-Disminuye el estres por tensiones de la vida cotidiana.
– Nos ayuda a incorporar valores como: respeto a las reglas y a los compañeros, solidaridad, justicia, veracidad, lealtad.

Independientemente del tipo de juego y de su complejidad, los pequeños toman decisiones, solucionan problemas, comprenden la mecánica del juego, sus objetivos y sus reglas. Todo esto estimula su intelecto y su cognición, la habilidad para planificar, solucionar problemas y toma de decisiones.

El juego enseña a los niños a vincularse, a ver a los demás como pares e iguales y a cooperar. Además, jugando se genera un estado de ánimo muy que facilita la creación de vínculos emocionales.

Pero a menudo los adultos olvidamos y hasta menospreciamos esta capacidad. Nos volvemos serios y nos ocupamos de cosas importantes y útiles.

Lo que realmente sucede es que el juego nos muestra tal como somos, espontáneos y naturales. Y eso nos pone en una situación de incertidumbre y vulnerabilidad que nos da miedo. Miedo al ridículo, a qué dirán, sentimos vergüenza,nos volvemos rígidos, etc.

Inma Marín expresa la belleza y el gran valor del juego de forma extraordinaria:

Porque si hoy, como adultos, somos capaces de superar retos de la vida es, probablemente, porque un día nos atrevimos a subir a una bicicleta…

Si disfrutamos de la contemplación de un cuadro es porque muchas tardes nos quedamos embobados viendo bailar una peonza…

Seguramente, si podemos ponernos en el lugar de otro es porque alguna vez jugamos a ser otra persona…