Cerrar Ciclos: Primera Navidad sin tu ExPareja, balance y propósitos de año nuevo

expareja

Pasar la primera Navidad después de una ruptura amorosa en armonía es posible, lo cual no quiere decir que anulararás los sentimientos y recuerdos que disfrutaste en tu relación. Se trata de dar el justo lugar a esa persona que significó tanto en tu vida.

Las navidades suele ser un momento del año en el que hacemos un balance de todo lo vivido y se avivan los recuerdos. La añoranza se hace aun mas grande y los sentimientos de nostalgia vuelven a aflorar.

Las navidades son por lo general fiestas en familia, lo que hace que este periodo sea muy duro después de una ruptura amorosa. Muchas personas sienten que después de una ruptura, divorcio o separación la familia se ha roto, ya no hay motivo de celebración.

No importa cuanto tiempo haya pasado después de la ruptura, días, meses, años, lo importante es que puedas reconocer que es normal tu dolor, no se trata de que no puedas superarlo, sino comprender que es absolutamente natural lo que sientes, y se debe a esta época del año, una época muy emotiva y llena de sentimientos.

Cerrar un duelo por un ser amado es un proceso con momentos de serenidad y otros de tristeza, pero esos períodos de tristeza son temporales y necesarios.

Nathalia Sastoque Rueda relata su experiencia de una manera muy sencilla y natural:

“La primera navidad que pase sin mi ex después de 6 años compartiéndola con él y con su familia, e de reconocer que los extrañe muchísimo, es algo que nos pasa a todos.

Mantener la regla de NO CONTACTO me fué imposible, ademas sabia que este año el estaría celebrando estas fechas tan especiales con “la otra” cosa que me jodía aun mas. Asi que dolida y despechada le escribí un mensaje la noche de noche buena…algo bonito para que pensara en mi…

Pero fue lo peor que pude haber hecho nunca, me pase toda la noche mirando el teléfono esperando esa respuesta que nunca llego, esa llamada, ese signo que yo necesitaba de que aun pensaba en mi, y de que me extrañaba tanto como yo a él.

El mensaje llego 2 días mas tarde, dos días en los que no pare de preguntarme ¿por qué no me respondió? ¿se ha olvidado tan rápido de mi? ¿que pasa con los momentos buenos? Dos días que no dormí, dos días que me amargaron la navidad y dos días que malgaste sufriendo en vez de aprovecharlos con mi familia y seres queridos.

Ademas la respuesta fue muy dolorosa, nada especial, simplemente “gracias”. Me sentí muy decepcionada…y adivina que…de nuevo a sufrir, y de nuevo a hacerme preguntas estúpidas que no ayudaban en nada…

Hasta que un día me para a pensar…realmente cualquier otra respuesta hubiese ayudado? Me di cuenta que nada de lo que el dijera o respondiera cambiaría las cosas, yo tenia que seguir adelante, PUNTO.

Pongamos el ejemplo de que me hubiese dicho mil cosas bonitas…hubiese sufrido exactamente igual, o quizás peor por que hubiese hecho crecer la esperanza. Me sentiría igual de confusa, y el caos seria el mismo. Añadiéndole que al final de todo me seguiría sintiendo como una idiota…

Por que lo que tiene la navidad es que pasa…y una vez pasa vuelve todo a la normalidad, no querrás arrepentirte de lo que haces nublada por la confusión navideña.”

Si aún sufres por la persona de la que te separaste en esta época de Navidad:

-Estrechar lazos de las personas queridas de las que te habías alejado, haz actividades diferentes, disfruta la soledad o la compañía de amigos.

-Procura no abusar del alcohol. Con el consumo de alcohol pasarás de la alegría a la tristeza, no te ayudará a evitar sentir dolor, nostalgia, más bien te puede conducir a más problemas si te permites descontrolarte cuando bebes, o puedes implicarte en sexo ocasional y riesgoso.

-Cuida de ti mismo mas que nunca, come bien, mantente en forma, date tiempo para descansar, haz de tu casa un lugar agradable. Vendrán los recuerdos y la tristeza, al llorar o confiar en alguien que te escuche, pasarán.

-Aprovecha este momento de reflexión para hacer un inventario de la relación y de todo el año, escribe todo lo que aprendiste y piensa en lo que aun puedes aprender.

-Escribe tus propósitos para el nuevo año, quizás sea un buen momento de seguir tus sueños e ilusiones, de renovar tu vida, de llenar tu corazón de nuevas esperanzas. También puéde ser el momento de concretar lo que tanto deseas.