¿Cómo llegar al orgasmo con tu pareja? Lograr orgasmos simultáneos

pareja

Para algunas parejas un anhelo en la vida sexual es el de tener un orgasmo simultáneo, siendo para algunos es un indicador de conocerse profundamente en materia sexual. Es conveniente conocer que sólo alrededor del 30% de las parejas lo logra.

Es vital saber que para alcanzar un orgasmo simultáneo se requiere de experiencia, mucha práctica y conocimiento de sus ritmos y tiempos del placer, tanto el tuyo como el tu pareja. La dificultad para que se logre esa conexión está en que los tiempos de excitación son diferentes en hombres y mujeres.

El orgasmo sincronizado brinda a la pareja satisfacción porque además de su propio placer, sienten con más intensidad al darse cuenta que su pareja está disfrutando y sintiendo lo mismo en ese mismo momento.

Pueden ser útiles estas recomendaciones para que se acerquen lo más posible al orgasmo simultáneo, considerando que la práctica será lo que les permita disfrutarlo:

1. No obsesionarse con llegar al orgasmo. Tener un orgasmo simultaneo no puede ser el objetivo de la pareja ni de sus encuentros sexuales. Lo que importa es que ambos disfruten de la intimidad hasta el punto en que lleguen a coincidir en el momento del placer.

2. Tomarse el tiempo suficiente para estimularse mutuamente, eso les permitirá conocer sus reacciones y tiempos. Así, podrán usar ese conocimiento para conducirse ambos al orgasmo. Las caricias, besos y abrazos son indispensables para que el nivel de excitación permita una buena sesión íntima.

3. Hablarse en la cama, antes, durante y después de los encuentros. Describir sensaciones y deseos, así como indicarse cómo y en qué grado estimularse, permite a la pareja conseguir ese gran momento. Toma la iniciativa y pide a tu pareja cómo y dónde te guste que te acaricie, bese o qué tipos de juegos previos te gustan.

4. Vínculo amoroso. La empatía, confianza, seguridad y relajación son esenciales para lograr un orgasmo de manera individual, por lo que si se brindan a la pareja, le permitirán abrirse a la expresión de su placer y con más intensidad.

5. Posturas: Estas importantes, ya que las zonas erógenas tanto de hombre como de mujer son diferentes. Traten de realizar posiciones donde reciban la misma sensación de placer, controlen los movimientos y el ritmo.

Cuando el momento del clímax esté cerca, sentirán cómo su respiración se sincroniza, lo que generará más placer y estrechará sus vínculos afectivos, hasta llegar al orgasmo simultáneo.