¿ De verdad eres adult@ ?

Imagen

Para divers@s estudios@s la adultez comienza con la independencia: económica, habitacional, emocional y doméstica, es decir, la adultez no se corresponde necesariamente a una edad cronológica precisa, sino a la capacidad de cuidar de sí mism@, de ser responsable de las propias decisiones y de encontrar una labor a través de la cual desarrollar la creatividad y la productividad.

Muchas personas creen ser adultas por el mero hecho de tener pareja, hij@s y un trabajo estable, pero realmente la madurez emocional y sexual no se mide sólo por los resultados tangibles.

En la adultez podemos disfrutar del amor y la vida sexual de acuerdo a cómo hayamos pasado por los retos previos del desarrollo sexual, puede ser un momento de plenitud, de nuevos retos, logros y dificultades.

La realidad de la adultez es compleja porque influyen los estereotipos de género, entre otros aspectos, que son los comportamientos esperados de lo que socialmente se considera es ser una mujer o un hombre, estos estereotipos muchas veces se han convertido en una cárcel que impone no sentir o no expresar la vulnerabilidad y el dolor en los hombres, en las mujeres esta cárcel le ha impuesto sumisión, dependencia y el distanciamiento de sus deseos sexuales, entre otros elementos.

Esta forma rígida de relación trae como consecuencia mucho dolor e imcomprensión en l@s personas, las parejas y en la sociedad en general.

El panorama se vuelve mas complejo si l@s adult@s tienen hij@s y adult@s mayores a su cuidado, ademas de la pareja y las actividades laborales, por algo se considera la etapa de mayor estrés.

En los próximos post dedicaré más espacio a la práctica sexual el aspecto recreativo de la sexualidad, la maternidad/paternidad el aspecto reproductivo de la sexualidad.