Envidia, celos e intrigas: el lado oscuro de nuestra psique

mirada

Los celos son respuesta natural ante la amenaza de perder una relación afectiva importante. Los celos estan presentes en todas las personas desde muy temprano en la vida afectiva, como cuando nace un nuevo hermanito.. apego es la respuesta de supervivencia afectiva del bebé, los celos del bebé también lo son, no es patología, son reflejo de necesidad, si hay carencias afectivas, si no sé da un lugar propio, si se compara constantemente, si pueden devenir en celos patológicos. Los celos pueden son naturales cuando lo que se demanda es equidad en la pareja. En contraposición, los celos patológicos implican inseguridad en si mism@, controlar y tratar a la pareja como posesión, eso no es amor !

Los celos patológicos generan infelicidad, producto de miedos y sospechas de engaño constantes. Los celos naturales se solucionan con la pareja descubriendo las insatisfacciones emocionales o sexuales que presentan en un momento dado, dándose espacios personales, en cambio los celos patológicos con verdadero interés por cambiar y ayuda profesional.

Envidia es el malestar por no poseer lo que tiene el otr@, sea bienes, objetos, inteligencia, simpatía, belleza y cualquier otra cualidad. La envidia es un sentimiento que puede ser destructivo si es mal manejado, generando daño a quien se cree poseedor del bien o la virtud. A muchas personas les cuesta reconocer la envidia que sienten hacia personas que también quieren , por ejemplo algunas madres envidian la juventud de sus hijas. La envidia mejor manejada implica emular, imitar, luchar por hacer algo para lograr lo que se codicia en la otra persona, o simplemente aceptar la carencia del bien o virtud codiciado. Quiero el carro de fulanito, trabajo para lograr comprarlo, esa es envidia bien manejada. Por el contrario la envidia mal manejada es destructiva: quiero el carro de fulanito… se lo robo, lo rayo, le rompo los vidrios, le espicho los cauchos. Lecciones que puede dar la envidia mejorar las cualidades propias, no idealizar la vida de otr@s porque su vida parezca mejor, entre otras.

Muchas veces los celos y la envidia se expresan a través de las intrigas. Las intrigas son acciones astutas que se ejecutan de manera oculta para lograr un fin. Estas acciones ocultas son realizadas por la persona que intenta destruir a otr@ al sentir celos, desprecio, odio y/o envidia.