¿Es beneficioso dormir con mi hij@?

colecho

Se denomina colecho al dormir con el bebé. Desde hace varias décadas se ha censura esta práctica de crianza por influencia de teorías psicológicas clásicas que consideraban que dormir con el bebé es una manera de limitar su autonomía, en lugar de ser considerado lo que es: la mayor fuente de seguridad y afecto del bebé es el cuerpo de la madre. Fue su refugio durante nueve meses en el vientre materno, y lo seguirá siendo durante por lo menos los tres primeros años de vida.
La referencia del cuerpo de la madre le garantiza al recién nacido su supervivencia, es decir la satisfacción de sus necesidades afectivas y psicológicas. Le da la noción de amor incondicional y seguridad que tanto necesitan para posteriormente dar sus primeros pasos de independencia. El cuerpo materno es fuente de alimento siempre disponible para el bebé a través de la lactancia materna, es fuente de calor y consuelo ante las adversidades, las caídas, el dolor, los golpes, la incomodidad que aún el bebé no puede expresar con palabras. El cuerpo materno descansa más durante el colecho y por tanto la leche materna se produce en mayor cantidad.

Diferentes maneras de practicar el colecho:
-La cama familiar: Los padres y el bebé duermen en una cama grande
-Lado a lado: El niño duerme en un colchón al lado de la cama de los padres.
-Sidecar: Un moisés o cuna se engancha a la cama de los padres, normalmente con uno de los lados abierto para acercar al bebé a la madre.
-Habitación compartida: El bebé y los padres tienen camas separadas en la misma habitación.

¿Cómo practicar un colecho seguro?
Nunca duermas con el bebé si has tomado alcohol o cualquier tipo de droga o medicina, esa es la contraindicación para el colecho porque al no tener conciencia del cuerpo pueden aplastar al bebé.
Quita almohadas y mantas durante los primeros meses. Sé extremadamente cauteloso cuando añadas almohadas o mantas a medida que tu bebé crezca.

¿Cuándo se dará la separación?
La separación se dará en el momento en que cada bebé esté preparado, cuando se sienta lo suficientemente seguro para dormir solo, sea capaz de contener y atenuar sus emociones.