Las Diversas Formas de Violencia hacia las Mujeres

violencia

En muchas sociedades ser hombre o ser mujer es una camisa de fuerza, o una jaula de donde es muy difícil salir, es un hecho universal. Nuestra cultura a través de la familia, la escuela, la iglesia y los medios de comunicación, suele estereotipar a la mujer con las siguientes características: sumisa, dulce, bella, débil, responsable de mantener el hogar, dependiente, sensible y emotiva, esa es su jaula. Y el hombre también se ve encarcelado dentro de las siguientes características: independiente, proveedor, productivo, fuerte, inteligente, agresivo, duro, sin posibilidad de mostrarse vulnerable o emotivo. Estas son formas tradicionales de comprender la feminidad y las masculinidad que si bien han ido cambiando en las últimas décadas aún permanecen de manera muy sólida en muchos ámbitos de la sociedad.

Las consecuencias de lo que aún nos transmite nuestra cultura son para las mujeres:

* Baja Autoestima
* Exceso de trabajo: casa, hijos, trabajo
* Depresión
* Soledad, aislamiento, apatía
* Represión de sentimientos
* No reconocimiento social de su trabajo en el hogar y con la familia
* Dependencia económica y emocional de su pareja
* Embarazos no deseados

Y en los hombres las consecuencias que se presentan con frecuencia son:

* Represión de sentimientos
* Inseguridad
* Violencia
* Ansiedad / Estrés
* Menos esperanza de vida
* Dificultad para respetar lo “femenino”
* Paternidad irresponsable.

De esta manera se propiciamos una relación conflictiva entre lo que es ser mujer y ser hombre en todos los ámbitos en los que nos desenvolvemos desde pequeños. El resultado de esta forma tradicional de vivir los roles femeninos y masculinos en nuestra cultura es el fenómeno de la Violencia de Género, que es todo acto de violencia basado en la pertenencia de la persona agredida al sexo femenino, que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, tanto si se produce en la vida pública como en la privada. Su objetivo último es el sometimiento de la mujer que van desde cómo se viste, a donde va, con quién se reune hasta impedir su trabajo y desarrollo económico.

A esto se le suma, quemuchas veces hacemos una construcción inadecuada de la relación de pareja basada en la necesidad de afecto o de huida del hogar más que en el amor, donde el contrato implícito entre sus miembros implica la exclusividad emocional y la dependencia. Además, la pareja se muestra vulnerable ante las dificultades, es necesaria la renovación de sus miembros, pero esa renovación suele ser percibida como traición. Es decir, se establece un contrato irrealizable que deriva en aumento de tensión, conflictos y violencia, esta última permitida culturalmente.

La violencia se da en un ciclo que se hace eterno, se cronifica, y la violencia, aumenta en intensidad en la medida que se repiten estos ciclos, es decir, se intensifica al punto de correr peligro la vida sobre todo de la mujer quien físicamente es más débil. El ciclo que va desde un episodio agudo de explosión con discusiones,insultos humillaciones, amenazas o golpes, para pasar luego a una fase de culpa y esperanza que suele llamarse: fase de luna de miel o constricción amorosa, caracterizada por el arrepentimiento, en la cual el agresor pide perdón y promete que nunca más volverá a ocurrir, pero como la esperanza notiene soporte encambios reales y concretos, se vuelve a acumular la tensión, con pequeños episodios de violencia, aumenta la ansiedad y la hostilidad, hasta que de tanto acumular malestar se llega nuevamente a la peligrosa explosión de violencia.

La salud de la mujer víctima de violencia suele estar afectada tanto psicológicamente como físicamente. En lo psicológico se suele presentar baja estima, sensación de incapacidad, confusión, problemas de atención y memoria, aislamiento social, depresión, pesimismo, ansiedad, disfunción sexual, trastornos de la conducta alimentaria, hay un sentimiento de inadecuación, la mujer se pregunta ¿cómo me quedé en esta relación? ¿soy estupida?

En cuanto a los problemas físicos están:

o Problemas crónicos de salud:
o Neuromusculares
o Reproductivos y genitales
o Gastrointestinales
o Enfermedades ligadas al estrés:
o Afecciones del sistema inmunológico
o Neuropsicológicas
o Cardiovasculares
o Problemas de adicción:
o Alcohol y tabaco
o Otras sustancias

Contamos con Ley del Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que protege legalmente a las víctimas de violencia, allí se define de manera bastante clara las formas de violencia de género:

– Verbal: Insultos, gritos, acusaciones
– Psicológica o Emocional: Humillación, vejación, vigilancia, marginalización, abandono, celotipia, amenazas.
– Física: Golpes, patadas, quemaduras, cachetadas
– Patrimonial o Económica: Negación de recursos económicos, destrucción, sustracción o retención de bienes y/o documentos
– Sexual: Caricias no deseadas, relaciones sexuales no deseadas, caricias violentas
– Laboral: Obstaculizar acceso a empleo o al ascenso, pedir exámenes o determinada presencia física, sueldo menor a los hombres
– Obstétrica: Patologizar un proceso natural, restando autonomía y capacidad de decidir libremente.
– Acoso Sexual: Procurar acercamiento sexual no deseado aprovechando superioridad laboral o académica
– Tráfico de mujeres, niñas y adolescentes: Reclutamiento o transporte bajo engaño para obtener un beneficio financiero

Se conjugan los hechos sociales, psicológicos y relacionales en la Violencia contra las Mujeres, pero como consecuencia de la acción política y legal se consideran transgresiones a la ley.

A pesar de que la implementación de la ley esta avanzando, esto requiere de años de trabajo para que todos los sectores políticos y organizaciones sociales tomen conciencia de su importancia, porque además se requiere de la preparación de diversos profesionales y de la creación de la institucionalidad adecuada.

Sin embargo, no podemos descuidar las diversas dimensiones y prevenir las graves consecuencias que tiene la violencia en cada mujer que está en nuestro entorno, de allí que desde lo individual una mujer necesita enfrentar la verguenza de vivir la violencia en su hogar, cada una se puede preguntar ¿Cómo salgo de esta relación que va contra mi vida y contra mi libertad?

Recomiendo en primer lugar que consulte a un/a profesional antes de hacerlo, pues el proceso será mas seguro, pues es ncesario considerar tu protección emocional y física, las dimensiones psicológica, de interrelación y legal.

Ahora bien. Hay dos posibilidades en ese proceso de separación:

1. Si su pareja es una persona dependiente será más fácil abandonar la relación a corto plazo, pero después se puede obsesionar con usted, le resulta intolerable que lo abandonen
2. Si su pareja es un seductor y manipulador será más difícil dejarlo a corto plazo, a largo plazo se buscará otra pareja a quien maltratar.

Esto puede ayudar a tomar ciertas previsiones que faciliten la conclusión sin mayores daños de esa relación violenta.

Entre las posibles medidas de seguridad esta el Kit de Seguridad que consiste en que ante una amenaza de agresión, tenga a la mano:

* Dinero en efectivo
* Lugar a donde ir que el otro no conozca
* Algún documento de identificación
* Un mínimo de ropa
* Llaves del carro
* Tarjeta de crédito
* Celular que no controle el agresor

También es importante elaborar un Plan de Huida, en el que debe considerar:

* Información sobre recursos comunitarios
* Un el refugio
* Nadie la obligará a separarse de su pareja, esa decisión es suya
* Debe recibir consejo legal sobre cómo protegerse
* No olvide el kit de supervivencia
* No olvide que, finalmente, tendrá que utilizar sus propios recursos para salir de la situación
* Probablemente necesitará ayuda profesional para salir
* Es normal que haya muchos ensayos antes de conseguirlo
* Muchos le ayudarán, pero asuma el control

El/la profesional que la va a atender debe brindarle contención emocional, identificar las dimensiones, antecedentes y consecuencias, evaluar el riesgo mortal y los recursos para hacer frente a la violencia, como un lugar seguro a donde ir o recursos institucionales en la comunidad, también debe brindarle atención médica por la salud de la víctima y para reunir pruebas objetivas del delito, y remitirla a asesoría legal.