¿Obsesionad@?

obsesiones

Las personas excesivamente rígidas, inflexibles, superpulcras, ordenadas al extremo, atormentadas por sus obsesiones con una pareja, muchas veces sufren de Tastorno Obsesivo-Compulsivo. Las obsesiones son: pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes, que producen inquietud, aprensión, temor o preocupación. Las compulsiones son conductas repetitivas, dirigidas a reducir la ansiedad, es posible que haga lo mismo una y otra vez para intentar que los pensamientos que aparecen una y otra vez desaparezcan.
Se estima que el Trastorno ObsesivoCompulsivo afecta aproximadamente al 2% de la población, en proporción igual de hombres que de mujeres.
Las #obsesiones se pueden manifestar como:
-Impulsos obsesivos: impulsos agresivos o sexuales, provocan miedo de ser dañadas a otras personas.
-Temores obsesivos: ideas de poder contaminarse al tocar cualquier cosa o de padecer deformidades
-Ideas Obsesivas: necesidad de orden y simetría, escrúpulos de limpieza, ideas religiosas, etc.
-Dudas constantes y persistentes, por las que tienden a comprobar todo de forma reiterada.

Los temas más frecuentes de las obsesiones son:
-Preocupaciones hipocondríacas: temor constante e injustificado a padecer alguna enfermedad
-De contaminación temor que le contagien alguna enfermedad

Las compulsiones pueden ser rituales, que intentan “magicamente” desaparecer aquello que se cree causa el temor a contaminarse, la obsesión sexual o agresiva, o la duda. Otro ejemplo es limpiar constantemente por el temor a ser contaminado.

El tratamiento del Trastorno ObsesivoCompulsivo incluye psicoterapia y medicación, con cada vez mejores resultados.

Hay más posibilidades de recuperarse de un Trastorno ObsesivoCompulsivo si los síntomas se inician tras una situación difícil o si el tratamiento se comienza en lo que se observan las primeras obsesiones y compulsiones.