Reglas Dolorosas: el dolor del alma femenina

mujer

Para muchas mujeres su vida está pautada y dirigida por los dolores menstruales. Por ejemplo: “Durante la regla no podía hacer más nada que quedarme acostada con una bolsa de agua caliente sobre el vientre” Josiane Mujer deseada, Mujer deseante de D.Flaumenbaum.

Las Reglas Dolorosas, el Sindrome Prementrual y las Reglas Abundantes son expresiones de dificultades en nuestra feminidad. Las abuelas, las madres, tías y hermanas es muy probable que expresen el mismo sufrimiento que se transmite de una generación a otra. El malestar por las Reglas Dolorosas no se repite exactamente con los mismos síntomas ni intensidad de una generación a otra. Las mujeres de hoy reaccionan diferente, con nuevos hábitos y herramientas a sus antepasadas, sin embargo aún hay mucho silencio al rededor de la sexualidad y traumas femeninos que están asociados a las Reglas Dolorosas.

Cabe preguntarnos: ¿Consideramos como enemigas a las ReglasDolorosas ? Ellas llevan implícito un mensaje ¿Te has detenido a pensar, o analgésico con ellas?, ¿Es normal que un proceso natural sea doloroso?

Sangrar no implica una herida, es la prueba de la feminidad y de la ausencia de fecundación.
¿Que te dicen si tus reglas son dolorosas? Eso no es nada querida !!! Siempre dolera, es normal !!! Ahora eres una mujer ten cuidado !!! Sería tan saludable comunicar a las niñas que todos los meses sangrarán a través del sexo, la sangre viene del útero… esa sangre es la que alimenta la vida. Citando a D. Flaumenbaum: “Cuando llegan las reglas las jóvenes deberían ser honradas y acompañadas sobriamente por su madre”.

Un aspecto psicológico a trabajar si hay Reglas Dolorosas es la relación con la madre: puede ser que esta sea excesivamente pegada, madres demasiado agitadas o frágiles que no son capaces de brindar contención, afecto ni apoyo. Los traumas no verbalizados por mujeres de la familia, relacionados a la sexualidad, embarazos, abortos, separaciones, abandonos,etc. se expresan en Reglas Dolorosas.