Riesgos Emocionales al Descubrir la Homosexualidad

triste

Tod@s tendemos a preferir para amar y desear a personas con determinadas características, es así como existen diferentes orientaciones sexuales: homosexual, heterosexual, bisexual… La orientación sexual homosexual es la atracción física y/o afectiva por personas del mismo sexo, es una tendencia interna y estable, no es una elección, es un proceso de autodescubrimiento.
Muy a pesar de las creencias populares, el que un hombre manifieste gestos o apariencia afeminada no determina que sea homosexual o heterosexual, lo mismo ocurre con la mujer masculinizada.
Nuestra cultura se caracteriza por ser homofóbica, por despreciar y hasta odiar a las personas homosexuales. La homofobia es rechazo hacia homosexuales, por inseguridad de la propia sexualidad e internalización de rasgos culturas intolerantes que siembran desprecio y descalifican a lo que sea diferente a lo tradicional
¿Cómo han visto la Homosexualidad en la Psicología y la Psiquiatría? EL Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM) II consideraba la Homosexualidad como desviación sexual provocada por trastorno sociopático, más adelante el DSM III incluye en la Homosexualidad el sufrimiento de personas que se encuentran en un conflicto con esta orientación y desean cambiarla. Mas recientemente la Asociación Psiquiátrica Americana aclara que la Homosexualidad no es un problema, excepto cuando causa dificultades emocionales por presión social.

Las personas homosexuales tienen que enfrentarse a actitudes sociales negativas hacia la forma de vivir su sexualidad, sobre todo de su propia familia. Sin embargo, revelar la orientación sexual a la familia es esencial para el camino del reconocimiento y confrontación social, para vivir en armonía con el descubrimiento de una parte esencial de la propia identidad y de un aspecto tan íntimo e importante como es la sexualidad.

¿Por qué se da la confrontación con la familia y el resto de la sociedad? Porque hace años las Ciencias Humanas se han visto plagadas de prejuicios, no de estudios científicos fidedignos en cuanto a la Homosexualidad. También la confrontación por las expectativas heterosexuales de los padres, si l@s hij@s descubren su orientación sexual homosexual sienten vergüenza, culpabilidad, ira y temor de ser rechazad@s.
Como el descubrimiento de la Homosexualidad suele ocurrir en la adolescencia, que de por si es una etapa muy dura y compleja, entonces se añaden nuevas dudas sobre si mism@, aparecen más conflictos por verse diferente, por reconocer la homosexualidad, con frecuencia se es rechazad@ e insultad@, aumentando la probabilidad de depresión y suicidio.
Vivir y salir del closet en una cultura heterosexista lleva a menudo a aislarse y estar estigmatizad@.
Las Terapias de Reconversión han pretendido cambiar la Homosexualidad, no tienen éxito,más bien han causando traumas psicológicos importantes. Estos mismo terapeutas de Reconversión han admitido que sus estudios científicos no tienen fundamentos válidos.