Homosexualidad, Bisexualidad, Transexualidad, Intergénero… Sexodiversidad

adole

Durante muchos años se ha afirmado dentro de la psicología y la psiquiatría que la homosexualidad, bisexualidad, transexualidad,  y un largo etcetera intersexual son condiciones patológicas, o trastornos psicológicos. De hecho, en las clases de psicopatología que recibí en 4to año de psicología en mi universidad, las filias, es decir las preferencias para sentir placer y llegar al orgasmo, se les llamaba perversiones o desviaciones sexuales. Y lo que se afirmanba hace 20 años, aún much@s psicólog@s lo continuan afirmando a pesar de que no les acompaña la evidencia científica, en un estupendo post del @chamanurbano tod@s pueden leer lo que ocurrió el año pasado, y es que las investigaciones sobre terapias reparadoras o de reconversión carecen de fundamento científico, esa son las terapias que intentaban cambiar la orientación sexual de personas homosexuales, lo que demuestra que la homosexualidad no es una elección, mas bien depende de la genética, las hormonas y el orden de nacimiento según la evidencia científica como se explica en este  sencillo video, para verlo haz click AQUI

Ya el 15 de diciembre de 2008, la Asociación Americana de Psicología había establecido los Lineamientos para la Psicoterapia con Clientes Gays, Lesbianas o Bisexuales que pueden leer  AQUI gracias a la traducción del @chamanurbano

Como consecuencia de todas estas evidencias la Organización Panamericana de la Salud afirmó el 17 de mayo de 2012, que las terapias de cambio de orientación sexual no tienen justificación médica y amenazan el bienestar de las personas,, además hicieron un llamado a profesionales y  medios de comunicación a promover el respeto a la diversidad sexual.

Entonces el hecho de que psiquiatras y psicólog@s de este nuestro pequeño Macondo, sigan afirmando que la homosexualidad y otras formas de sexodiversidad son patología, es un acto que sólo responde a prejuicios, política y creencias religiosas que en lugar de practicar el amor y la paz, practican la exclusión y el odio, y aunque decir odio les parezca fuerte, más fuerte es lo que ocurrió en Maracay en el 2012, cuando decidieron quemar vivo a un joven por ser gay.